Junta ordinaria del 10 de Julio del 2019.

La Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México, A.C.
del día 10 de julio de 2019 el Dr. Samuel Máynez Champion, ofreció la conferencia titulada:
 
“Vivaldi y la Conquista de México;
una verdadera tragedia musical”.
 
El Dr. Máynez comentó que su trabajo comenzó alrededor del año 2015, indagando cómo Vivaldi compuso una ópera sobre Moctezuma. En esta tesis doctoral, combina la investigación con la creación artística.
Dijo que alrededor del año 1590, aparecieron los primeros castrati, con el fin de evitar que las mujeres se acercaran a la música porque se consideraba una actividad masculina.
La ópera como género, comenzó a crearse en Florencia hacia finales del S. XVI con los cantos carnavalescos en pequeñas piezas musicales que se insertaban durante las representaciones teatrales. Hacia 1607, se presentó la primera en su tipo en cinco actos: L orfeo”, de Monteverdi y fue dirigida a los palacios y a los salones de la corte, particularmente a la de Mantua.
Por 1632, empieza la construcción del primer teatro de ópera en Roma, dentro del Palacio del cardenal Barberini.
Por lo regular, los temas de las óperas suelen caracterizarse por sus personajes mitológicos, se cantan en italiano y son rígidas en su poesía ilustre. En cuestiones musicales, se conforman por arias y recitativos.
En relación a la ópera de Vivaldi, el Dr. comentó que se desconoce en realidad su origen. Indicó que éste comenzó a trabajar en el género hacia 1713 sin dejar en toda su vida el violín como instrumento guía. La obra que nos interesa ahora, se hizo cuando el compositor tenía 55 años de edad.
En 1733 se presentó la ópera de Moctezuma aunque la versión original se ha perdido. Sin embargo, al menos parte del libreto se ha podido conservar. Vivaldi no pone como personaje principal ni a Hernán Cortés ni a Moctezuma sino a Miltrena (la esposa falsa de Cortés).
Mucho más adelante en el tiempo, durante la II Guerra Mundial, los alemanes se llevaron el acervo cultural de Polonia a Kiev (alrededor de 55.000 partituras) y en 1980, fue rescatado. Al tiempo, los rusos pidieron una indemnización por daños culturales y el acervo se devolvió finalmente en 2002 a la ciudad de Berlín. Entre esos restos, se encontró el trabajo de Antonio Vivaldi pero de forma incompleta; una tercera parte fue arrancada de manera violenta. 
Dado lo anterior, el Dr propuso como tema central de su tesis doctoral, recrear la parte faltante de la ópera de Vivaldi. 
Antes de concluir con su presentación, nos comentó que junto a los doctores Miguel León Portilla y Alfredo López Austin analizaron distintos momentos de México con el fin de tener un panorama más amplio tanto en música como en la historia.
Después de dos años en una intensa revisión bibliográfica, el Dr. comenzó a reescribir el libreto y un poco más tarde y con la guía de los venecianos, comenzó a escribir la música.
Una gran dificultad fue traducir la obra original en italiano a los versos en español y después, al náhuatl y al maya.  El Dr. comentó que las partituras perdidas fueron tanto del inicio como del final del libreto.
Se comentó que probablemente el próximo 8 y 9 de noviembre habrá dos presentaciones de la ópera en cuestión en el zócalo de la CdMx. Se pretende hacer la transmisión en vivo a todas las embajadas de México en el mundo.